Declaracion de Maureen Byrne

byrne_headshot

La gente echa raíces profundas en Madison. Mi esposo Tom y yo nos mudamos a Madison en 1992 con nuestro primer hijo y esperando el segundo. Para mucha gente, el T-Ball era una actividad importante en la vida cotidiana. Generalmente, los deportes juveniles eran maravillosos para encontrarse con amigos nuevos y viejos. En la piscina comunitaria de Madison (Madison Community Pool) dimos a nuestros hijos sus primeras experiencias de libertad, sabiendo que había muchos ojos vigilantes cuidándolos.  

¿Cómo mantenemos esta calidad de vida? ¿Cómo hacemos que sea accesible para la próxima generación? ¿Cómo continuamos dando la bienvenida a los nuevos residentes? ¿Qué podemos hacer para que sea acogedor para todos? La respuesta es: continuamos haciendo lo que hemos hecho bien y nos esforzamos para hacerlo aún mejor.

Estoy orgullosa del trabajo que he realizado para Madison desde mi elección al Consejo. Mi enfoque para el futuro está en estas áreas: mantener a Madison tan maravillosa para los nuevos residentes, como lo fue para mi propia familia; administrar el presupuesto complejo del pueblo con tanto cuidado como administramos nuestros presupuestos personales; y temas que nos afectan a todos y que impactan la calidad de vida, como el estacionamiento y los espacios abiertos.

La elaboración del presupuesto para el pueblo ha sido una oportunidad increíble para mí para entender el gobierno de Madison a nivel micro / macro. Hay muchos servicios a los cuales estamos acostumbramos: recogida de basura, reciclaje, una biblioteca maravillosa, policía y bomberos profesionales y dedicados, un Departamento de Obras Públicas (Public Works) que mantiene nuestras calles y nuestros servicios públicos. En un pasado no muy lejano, nuestro pueblo se enfrentó a tiempos más escasos. Debido a la falta de presupuesto, había reducción del horario de la biblioteca, menos recolecciones de basura, menos mejoras de infraestructura, como la reconstrucción de calles, servicios públicos y alcantarillado.

Actualmente en 2019, la situación es muy diferente. Como resultado de la Iniciativa de Planificación Estratégica, convocada por mi colega, el alcalde Bob Conley, y presidida por el entonces concejal Ben Wolkowitz, el pueblo ya tiene un plan de acción que nos han permitido amortizar el costo de grandes proyectos de infraestructura y adquisiciones, mientras mantenemos los servicios y el personal para proporcionarlos. En 2019, como resultado de un proceso presupuestario bien informado y discutido, los aumentos de impuestos se mantuvieron en 0%, y el dividendo de servicios eléctricos se incrementó a $ 2 millones, que se paga a nuestros usuarios como una reducción de la tarifa. Consecuentemente, ahora hablamos de cómo administrar el excedente en el presupuesto. 

¿De qué hablaremos hasta noviembre? Entre otros, del estacionamiento, las viviendas asequibles, la adquisición de más campos deportivos de césped, y los servicios compartidos. De hecho, en todos estos temas tenemos una historia positiva que contar.

He aprendido muchísimo en los últimos tres años, y estoy orgullosa de mi capacidad de trabajar con todos mis colegas en el Consejo. He tenido un impacto positivo en mi papel anterior de enlace de Asuntos Comunitarios del Consejo (Community Affairs Liaison) y actualmente como enlace de Obras Públicas (Public Works Liaison). Como resultado de mi trabajo en el presupuesto como delegada de Finanzas, el alcalde me ha designado para estudiar y hacer recomendaciones sobre cómo administrar el exceso presupuestario.

El éxito de Madison se debe a involucrar a voluntarios, elegidos y no, en todas sus áreas. A lo largo de los últimos 27 años, he tenido la oportunidad de trabajar directamente para Madison, sus familias, niños y gente mayor. He servido como líder de Los Amigos de la Biblioteca Pública de Madison (Friends of the Madison Public Library) y como miembro del comité de Desarrollo del Centro (Downtown Development Committee). He sido una de los líderes del evento “Taste of Madison” y soy miembro desde hace mucho tiempo del Club de las Mañanas de los Jueves (Thursday Morning Club of Madison). Si soy reelegida, prometo continuar abogando por todo Madison, sin etiquetar ni aceptar menos de lo esperado, ya que así soy y eso es lo que merece Madison de parte de sus representantes.